es

Cuáles son las ventajas de registrar una marca

Cuáles son las ventajas de registrar una marca

Proteger una ventaja competitiva, generar valor, ganar en seguridad y también en protección en el bien intangible más valioso de una empresa… te decimos cuáles son las ventajas de registrar una marca.

Ventajas de registrar una marca

Si tienes un negocio o proyecto laboral, te puedes plantear si puede resultarte de interés registrar la marca comercial de éste o “dejarlo pasar”. Desde Ochandiano Molina te aconsejamos que la registres. Y es que no hablamos de un gasto, sino de una inversión.

Estas son algunas de las ventajas de registrar una marca.

Tu marca, tuya

Puede que te eche para atrás enfrentarte a un proceso que puede ser largo y «aburrido», pero sin duda alguna, hay más pros que contras al registrar una marca. Tendrás la posibilidad de asegurarte de que la marca que pretendes registrar no está siendo empleada por nadie más y evitar posibles líos a futuro, incluso legales.

Protección

Al registrar tu marca consigues el derecho exclusivo para que terceros no puedan comercializar artículos iguales o parecidos en el nombre, que puedan confundir a los posibles clientes. Del mismo modo, te presentarás como un negocio serio si tu marca aparece en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Valor intangible

Tu marca es un valor intangible a proteger. Al registrarla, potencias y cuidas ese valor. Una marca ha de verse como uno de los puntales del negocio o proyecto, por lo que es necesario atender a su cuidado legal.

Beneficio competitivo

Según el sector de negocio en el que te muevas, el nombre de tu empresa o proyecto puede ser muy destacado y una ventaja competitiva de ‘altos quilates’ a la hora de posicionarse frente a la competencia.

Imagina que una empresa rival registra una marca similar a la tuya. O idéntica.

De ser, así, deberías dejar de utilizar la que ha sido tu marca hasta ese momento, y hacer un re-branding, con todo el impacto económico (negativo) que ello conlleva. Por eso hablamos de que hay más pros que contras a la hora de registrar una marca.

Bueno, bonito y barato

Registrar una marca es asequible, y pasado el tiempo, rentable. Hay que tener en cuenta que por unos 150 euros se consigue tener el nombre comercial protegido durante una década.

Registro de la marca

A la hora de registrar una marca en España hay que tramitar la solicitud desde la Oficina Española de Marcas y Patentes (OEPM).

Hay que recordar que el hecho de que una marca esté registrada en España no asegura la protección de la misma en otros rincones del mundo. Así pues, en una empresa de ámbito internacional hay que estructurar una adecuada protección de la marca que se aplique a todos los sitios.

Si la empresa tiene ámbito europeo, habría que proceder al registro directamente ante la Oficina Europea de Propiedad Intelectual (EUIPO). De este modo, con una sola solicitud y procedimiento de registro se garantiza la protección en los 27 estados miembros.

Para solicitar el registro vía internacional, hay que tener antes registrada o solicitada la marca en el país de origen. Así, y con una única solicitud ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), se puede demandar la extensión de la protección de la marca en más de 180 países.